miércoles, 27 de enero de 2010

¿Descubren un fragmento de un antiguo código legal romano?


Vía rogueclassicism me entero de esta interesante noticia. Parte de un código de derecho romano que se creía perdido para siempre ha sido aparentemente descubierto por investigadores del Departamento de Historia de la University College de Londres (UCL). Simon Corcoran y Benet Salway identificaron el texto después de unir los 17 fragmentos de un pergamino que hasta entonces había desafiado todos los esfuerzos de los especialistas por descifrarlo.

Los fragmentos se estaban estudiando en la UCL como parte del proyecto Volterra – una investigación que ya lleva más de diez años sobre el derecho romano en su contexto social, jurídico y político. Corcoran y Salway creen que el pergamino contiene un fragmento del Codex Gregorianus, o Código gregoriano, una recopilación de leyes emitidas por los emperadores desde Adriano (117-138 d.C.) a Diocleciano (d.C. 284-305), que fue publicado alrededor de 300 d.C. Poco se sabe sobre la forma original del códice, y no había, hasta ahora, copias conocidas. La identificación se basa, entre otros elementos, en que en el texto se emplean una serie de abreviaturas características de los textos legales y en que la presencia de la escritura en ambos lados de los fragmentos indica que pertenecen a una o varias páginas de un códice antiguo - en lugar de un rollo u hojas de notas sueltas.

Los fragmentos contienen una colección de respuestas de una serie de emperadores romanos a las preguntas sobre asuntos legales presentados por ciudadanos romanos, afirma el Dr. Salway. Las respuestas están ordenadas cronológicamente y agrupadas en capítulos temáticos, con correcciones y anotaciones de los lectores entre las líneas. Esas notas muestran que esta copia en particular recibió un uso intensivo. Los fragmentos pertenecen a las secciones sobre los procedimientos de apelación y el estatuto de limitaciones en una materia aún no identificada. El contenido es coherente con lo que ya se sabe sobre el Código Gregoriano por citas del mismo en otros documentos, pero los fragmentos contienen también material nuevo.

"Estos fragmentos son la primera evidencia directa de la versión original del Código Gregoriano", dijo el Dr. Corcoran. Nuestro estudio preliminar confirma que fue el pionero de una larga tradición que se ha extendido en la era moderna y es, en definitiva, por el título de este trabajo, y del primer volumen del código Hermogeniano, que todavía hoy en día se utiliza el término código en el sentido de resoluciones judiciales". Este manuscrito en particular puede proceder de Constantinopla. Se espera que la labor futura en el texto y en las anotaciones ilumine más su historia.