martes, 10 de marzo de 2009

Hermann Dessau y la epigrafía latina



Uno de los más brillantes discípulos de Theodor Mommsen fue el hoy casi olvidado Hermann Dessau (1856-1931). Por su origen judío, Dessau nunca alcanzó, pese al apoyo de su influyente director, un cargo de profesor ordinario en la conservadora Alemania imperial. Su tarea de investigación principal fue llevada a cabo en la Academia Prusiana de Ciencias como colaborador del proyecto fundado por Mommsen para recopilar y publicar los textos de todas las inscripciones latinas conservadas del mundo antiguo, el Corpus Inscriptionum Latinarum (abreviado normalmente CIL). Dessau fue un verdadero maestro de la epigrafía y contribuyó no menos que su director al gran éxito de esta empresa. Fue uno de los iniciadores de la aplicación de la información obtenida de las inscripciones para la reconstrucción de las biografías colectivas de todas las personas conocidas del Imperio Romano, idea que culminó en la publicación de la primera edición de la Prosopographia Imperii Romani.


Los trabajos de Dessau han resistido el paso del tiempo en forma admirable. Como intentos tardíos de remediar la falta de reconocimiento que marcó en vida su carrera, en las últimas décadas se han ido concentrando distintos tipos de homenajes, especialmente el congreso organizado en el año 2006 para celebrar los 150 años de su nacimiento. En este contexto, es un hecho digno de celebrarse, que algunas de las grandes contribuciones académicas de Dessau puedan ser descargadas en forma gratuita de Internet gracias al text archive. Desde hace unas semanas se encuentran disponibles los 3 volúmenes de sus Inscriptiones Latinae Selectae (Abreviado normalmente ILS). El ILS es una obra maestra de la epigrafía. Uno podría definirlo como una selección de “lo mejor del CIL”. Es decir, una compilación de las inscripciones históricamente más relevantes que se conservan de la Antigüedad romana, acompañadas de un exhaustivo y brillante comentario que todavía hoy no ha sido superado por producciones posteriores.


Las inscripciones tienen un valor único como fuentes para el estudio histórico de la sociedad romana puesto que nos presentan un testimonio transmitido directamente desde la Antigüedad hasta nuestra era sin mediación de la trascripción, como es el caso con las fuentes literarias. Éstas, por el contrario, nos han sido transmitidas mediante una serie de reproducciones en la Antigüedad Tardía y la Edad Media. Este proceso de copiado introdujo distorsiones en los textos que deben ser resueltas mediante la crítica filológica. Por otra parte, esa transmisión implicó un proceso de selección, pues sólo se conservaron aquellos textos que en las distintas épocas fueron considerados lo suficientemente valiosos como para ser nuevamente copiados. Las fuentes epigráficas por el contrario, han sido seleccionadas generalmente sólo por el azar que determinó su conservación en cada caso particular, representando, por lo tanto, una muestra menos tendenciosa de información. Las inscripciones son, entonces, en muchos casos, fuentes primarias conectadas directamente con los períodos en estudio, mientras que la mayoría de las fuentes literarias debe clasificarse como fuentes secundarias. Las inscripciones son fuentes imprescindibles para el conocimiento de la historia romana. Del estudio de las inscripciones se ocupa la epigrafía, sin duda, una de las ciencias auxiliares más importantes en el ámbito de la historia antigua.

El término ciencia puede parecer en este contexto algo presuntuoso, pero es puramente convencional. Se trata en realidad de una serie de técnicas asociadas con la recopilación, desciframiento, edición y análisis de este grupo de fuentes de tanta importancia, las inscripciones. El término epigrafía se deriva del verbo griego epigraphein, que significa escribir sobre o inscribir. Creo que todos los estudiosos o amantes de la Antigüedad pueden beneficiarse del estudio de las obras de Dessau. No se trata, por cierto, de manuales introductorios, se requiere de importantes conocimientos previos para poder aprovechar estos textos. Quienes deseen aproximarse a este tema pueden comenzar con el siguiente (excelente) cuadernillo introductorio.

4 comentarios:

Isabel dijo...

De manera casual,buscando la frase "Festina lente", he llegado hasta aquí y puedo decir que me he sentido afortunada por ello,ha sido toda una grata sorpresa encontrarme un blog tan interesante e instructivo.
Te enlazo,si me permites, para seguirte,gratamente, leyendo.
Mis saludos.

Auringal dijo...

Hola Dario ¿hay un correo donde escribirte? porque tengo una consulta sobre una frase en latin y quisiera saber si es apocrifa o no

saludos

Aldus dijo...

Isabel, muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que el blog te haya gustado!

Auringa, puedes escribirme un mail a darsanchez@hotmail.com

Darío

Sandra Ramos dijo...

Optimum nuntium! Gratias plurimas, mi care amice Alde, pro nexu ad Inscriptiones Latinas Selectas Hermanni Dessau electronice siue lucis ope descriptas. Vale multum.