sábado, 7 de febrero de 2009

El latín, ¿la lengua del futuro en Internet?


¿Sabía usted que hoy, en pleno siglo XXI, existen miles de páginas de Internet redactadas en la antigua lengua de los romanos y que su número crece permanentemente? No se trata sólo de recursos para la enseñanza de ese idioma, sino de foros, blogs, diarios, revistas, señales de radio, y un vasto etcétera en el que debemos incluir casi todos los tipos de páginas que se han vuelto comunes en la Web. ¿Sabía usted que el buscador Google tiene también una versión en latín? Y que me dice de la Vicipaedia encyclopedia libera, la versión latina de Wikipedia, ¿Sabía que cuenta con más de 26.000 artículos? Podrían proporcionarse infinidad de ejemplos.


El latín siempre demostró una increíble resistencia, tras la caída de Roma continuó siendo la lengua internacional de la religión, la ciencia y la cultura por siglos. Sólo en el siglo XX el latín perdió definitivamente su relevancia en estos terrenos. Desde hace unos años, sin embargo, de la mano de Internet, se está produciendo un verdadero renacimiento. El latín parece recuperar su carácter de idioma internacional, páginas de todos los países del mundo recurren a él y conforman una verdadera comunidad que trasciende fronteras y culturas.

¿Puede el latín recuperar, gracias a Internet, un papel como el que tenía en el pasado? Antes de que el lector se ría de esta idea, consideremos algunos datos. En la actualidad, diez idiomas controlan casi el 85 % de la Web. Con excepción del inglés, el español y el francés, que tienen un carácter más internacional, el resto son idiomas no muy difundidos fuera de los países en los que son lengua oficial. Constituyen en buena medida compartimientos estancos. Cada país tiene, por cierto, gran interés en que su idioma sea importante en Internet, pues ello significa ejercer influencia cultural en el mundo globalizado. ¿No sería, entonces, sensato, buscar un lenguaje verdaderamente internacional, no asociado a los intereses culturales de ningún pueblo o estado actual?


Pero, ¿puede el latín expresar las realidades del mundo contemporáneo? La respuesta es un rotundo SÍ. El latín, en efecto, se adapta constantemente ampliando su vocabulario para poder designar los nuevos inventos y realidades del mundo actual.
Veamos algunos ejemplos:
computatrum : ordenador
internetum: Internet
pagina interretialis: página de internet
cyberspatium: ciberespacio
Tela Totius Terrae: World Wide Web
instrumentum electronicum, quod computatrum administrat : sistema operativo
instrumentum, quod vira electronica delet: antivirus.


Lo dejo allí para no cansar al lector. Si todavía no se ha convencido del todo, creo que puedo eliminar sus últimas dudas con un ejemplo final: ¡El latín ya cuenta con su propia red social! Schola. ¡Facebook, Digg y Menéame deberán prepararse para la competencia!

8 comentarios:

Apo dijo...

coincido plenamente!

Léorr dijo...

Pero es que lo que creo es que te estas contradiciendo un poco tu mismo..!
si, realmente, el latin es tan capaz de expresar las realidades del mundo contemporaneo... porque tiene que utilizar giros perifrasticos tan largos...?(un antivirus.. en latin segun tu,instrumentum quod vira electronica delet-instrumento que destruyes virus electronicos)

pareciera como, oh! como si no tuviera suficientes palabras para expresarse del todo y tuviera que optar por describir y detallar el objeto......

FGR dijo...

me gustaba mucho estudiar la lengua que se hablaba en roma hace dos mil años (el latín) y hoy me gustaría que se enseñanza fuera obigatoria en el equivalente al BUP (que no se cómo se llama) pero no le veo futuro (tampoco soy futurólogo) si tengo que decir que el instrumento electrónico que administra mi computadora se llama windows-xp, el cual es más vulnerable y hace que tenga que usar instrumentos que detectan virus electrónicos.

Aldus dijo...

Muchas gracias por tu comentario, FGR! Yo tampoco soy futurólogo, pero creo que el futuro siempre puede sorprendernos. Creo también que pensar futuros que a primera vista podrían parecer imposibles nos ayuda a repensar nuestro presente.
Espero que vuelvas a visitar esta página!

Darío

Léorr dijo...

Ahh sis,voca me Leo, vel Caesar, neque Leonardo,sic. Stultitia mea...fortasse puerilis...

Heli dijo...

Que bien suena "Tela Totius Terrae" :)

Dido dijo...

De a poco me voy poniendo al día con el blog y no deja de resultarme fascinante. Este artículo me ha interesado especialmente. Soy una defensora de que el latín no es una lengua muerta.
Voy a tomar algunos de los interesantes datos que compartes para enseñarlos a los lectores de mi blog, que, en cierta medida, también sienten un cariño especial por esta lengua y por las humanidades; de todas formas, no dejaré de citarte.

Un abrazo per hoc cyberspatium.

Nico dijo...

Me parece bien que se estudie. Pero podemos mencionar a otro idioma que también crece día a día, y es el Esperanto, es una lengua que tiene unas cuantas reglas, y todo el idioma está regido por dichas reglas y no hay excepciones. Es muy fácil de aprender ya que en 4 semanas se puede hablarlo muy fluidamente...